ACTI: XXV Aniversario

Queridos colegas:

Se cumplen hoy 25 años de aquel 14 de mayo de 1994, en el que tuvo lugar en el Capitolio de La Habana el Congreso Constitutivo de nuestra Asociación Cubana de Traductores e Intérpretes. Ese fue el colofón de un largo esfuerzo realizado por un pequeño grupo de soñadores enamorados de nuestra profesión que insistieron una y otra vez durante 17 años hasta lograr la ansiada meta.

Fueron verdaderos quijotes luchando contra los molinos de viento que representaron aquellos que desconocían nuestra profesión y no entendían la necesidad de agrupar a traductores e intérpretes, a lo que se sumó el escepticismo de no pocos colegas. Muchos han sido los esfuerzos y avatares desde entonces, pero pese a todo, hemos sobrevivido porque algunos de esos iniciadores hemos continuado luchando y hemos logrado sumar a otros que han sabido tomar el relevo y mantener vivo ese hermoso sueño ya hecho realidad.

Es cierto que aún nos queda mucho por lograr y no siempre avanzamos al ritmo que todos deseamos, pero durante estos años hemos ganado visibilidad nacional e internacional. En el ámbito nacional, tenemos presencia en los medios de comunicación y ya se cuenta con nosotros a la hora de tomar decisiones relacionadas con nuestra profesión. Un ejemplo de ello es el tan esperado Sistema Nacional de Traducción e Interpretación, que otorgará a nuestros profesionales el lugar y el reconocimiento que merecen dentro de nuestra sociedad e incluye, entre otros, la certificación de traductores e intérpretes y uno de esos sueños que hemos acariciado por mucho tiempo: el Premio Nacional de Traducción. Parecía imposible, pocos creían que lo lograríamos, pero estamos a punto de verlo hecho realidad

El elevado prestigio alcanzado en el plano internacional, ha hecho posible que varios de nuestros colegas hayan sido reconocidos con importantes premios, que nuestra vicepresidenta haya sido electa con la mayor cantidad de votos como miembro del Consejo de la Federación Internacional de Traductores (FIT) y que igualmente, nuestro presidente ocupe actualmente el cargo de Vicepresidente del Centro Regional de la FIT para América Latina. Pero sin dudas, nuestro máximo logro es haber obtenido la sede para organizar en nuestro país, por primera vez en América Latina, el XXII Congreso Mundial de la FIT 2020.

Queridos amigos y colegas, sin dudas el mes de mayo está lleno de significación para los traductores, intérpretes y terminólogos cubanos: caída en combate de José Martí, nuestro traductor mayor, nacimiento de Felipe Poey, padre de la terminología en Cuba, y la constitución de la primera asociación de traductores e intérpretes del período revolucionario.

Honremos pues la memoria de los primeros y celebremos este XXV aniversario de la manera que mejor sabemos: trabajando por nuestra profesión, cuya esencia es la búsqueda del entendimiento entre los seres humanos.

Gracias a aquellos soñadores que iniciaron el camino, gracias a los continuadores y muchas felicidades a todos.

Junta Directiva Nacional