Acerca de

La Asociación Cubana de Traductores e Intérpretes (ACTI) es una organización profesional, no gubernamental y sin fines de lucro, que agrupa, voluntariamente, a los traductores, intérpretes, terminólogos y demás especialistas nacionales o extranjeros residentes en Cuba que estén vinculados a la industria de las lenguas.

Nuestra sede está ubicada en Línea 507 esq. D, Vedado, Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba. El Ministerio de Realciones Exteriores de Cuba (MinRex) es nuestro órgano de relación con el estado y gobierno cubanos.

Pueden pertenecer a la ACTI:

  • Los traductores e intérpretes cubanos o extranjeros residentes en el país, en activo o jubilados, que posean título idóneo o certificación de haber vencido el correspondiente examen de suficiencia.
  • Otros miembros potenciales pueden ser las personas que, sin tener la documentación idónea, demuestren desempeñar o haber desempeñado la profesión, lo que hará constar con los respectivos avales al presentar la solicitud de ingreso.
  • También pueden formar parte de la ACTI los especialistas que en virtud del cargo o las actividades que desarrollan, se encuentran estrechamente vinculados a esta profesión propia de la industria de las lenguas.
  • Por último, pueden también integrar la organización todas las personas que por su labor y prestigio sean propuestas por los asociados como miembros  y sean aceptadas por la Junta Directiva.

Para formalizar su inscripción en la ACTI:

El interesado puede dirigirse al órgano de base según su campo de trabajo o residencia, en La Habana, Santiago de Cuba, o Cienfuegos, o contactar a la secretaría de la Junta Directiva Nacional.

Los documentos que rigen las decisiones de ingreso son los estatutos en los artículos e incisos que correspondan, el  Código de Ética Profesional y el formulario de solicitud de ingreso.

Los pasos deben ser:

  1. El interesado debe expresar su interés de asociarse al órgano de base según su campo de trabajo o residencia en La Habana, Santiago de Cuba, o Cienfuegos, o contactar a la secretaría de la  Junta Directiva Nacional.
  2. La secretaría de la ACTI organiza el expediente de solicitud para revisar que se cumplan los requisitos según lo dispuesto en los estatutos y lo presenta a la Junta Directiva Nacional, con la presencia del presidente del órgano de base de interés, y se decide su ingreso a la Asociación.
  3. Se informa la decisión de la Junta al interesado y al órgano de base que corresponda.

Descargue aquí los documentos rectores: