Día Internacional de la Lengua Materna

Fuente: http://www.un.org/es/events/motherlanguageday/

El Día Internacional de la Lengua Materna fue proclamado por la Unesco el 21 de febrero del año 2000. Desde entonces, este día se celebra todos los años  en la misma fecha  en los estados miembros y en la sede de la organización  para promover la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo.           

La UNESCO pone de relieve la importancia de la lengua materna como parte del derecho a la educación, y alienta a sus estados miembros a promover la enseñanza y la educación en la lengua materna.

Este día se dedica a reconocer al Movimiento por la Lengua Bengalí desde 1952. En esta fecha se conmemora en Bangladés el Día del Movimiento por la Lengua, porque fue el día en que la policía y el ejército del estado pakistaní, que entonces ocupaba Bangladesh, abrieron fuego contra la multitud hablante de bengalí, la cual se manifestaban  en defensa de sus derechos lingüísticos en Dhaka, Bangladés.

Este año el lema del Día Internacional de la Lengua Materna es “Inclusión en la educación y a través de la educación: el idioma cuenta”. Como se aprecia, el tema central de la celebración es la inclusión (equidad y calidad) que es uno de los principales retos presentes en todos los objetivos.

En la ceremonia de inauguración harán uso de la palabra el Director General Asistente para la Educación, el embajador de Bangladés en Francia, el Delegado Permanente de Bangladés en la UNESCO y un administrador de la Organización Internacional de la Francofonía.

A continuación tendrá lugar un intercambio en el que participarán representantes de Delegaciones Permanentes de la UNESCO, Monica Perena, Directora de Linguapax, y un representante del gobierno de Bangladés.

Los objetivos de educación para todos están lejos de ser alcanzados debido, en parte, a las  dificultades para llegar a los segmentos más necesitados de la población. De ahí,  la creciente relevancia del debate sobre el lenguaje y la educación. Las minorías lingüísticas generalmente están entre las poblaciones más marginadas y tienen poco acceso a una educación de calidad, y cuando lo tienen, o no se les brindan oportunidades para avanzar más allá del nivel elemental, o tienen que abandonar el proceso porque el idioma de instrucción no es el suyo.